sábado, 28 de julio de 2007

Aquelarre - "Siesta" (1975)


Así como en líneas generales no soy un gran fanático del cine hecho en este país, lamentablemente debo decir que mis intentos por encontrar música (más exactamente, rock; el jazz, el tango, son otras historias) que me interese tampoco han sido demasiado fructíferos. Ni hablemos de la época actual, en la cual solamente compro uno o dos discos argentinos nuevos por año (y casi siempre son editados por Azione Artigianale), mucha música hecha durante los '70s tampoco me agrada en lo más mínimo: ni la obra de Charly García -excepto los discos de La Máquina de Hacer Pájaros y algunas cosas de Serú Girán-, ni Vox Dei, ni León Gieco, ni el hard rock de Pappo, ni muchas bandas denominadas progresivas me resultan atractivas. Por supuesto, hay excepciones, y entre ellas se encuentran las tres bandas formadas por los músicos de Almendra luego de su separación. Me refiero, por supuesto, a Pescado Rabioso -de Luis Alberto Spinetta-, Color Humano -de Edelmiro Molinari- y Aquelarre -de Emilio Del Guercio y Rodolfo García-, que es la que nos interesa hoy.

Después de tres álbumes, en los cuales se fue notando una hermosa "evolución" -siendo el tercero el impecable Brumas (1974)- los cuatro muchachos de Aquelarre se dedicaron a grabar el que sería su último disco: Siesta. Compositivamente deslumbrante, con arreglos sutiles y ejecutado con precisión y muy buen gusto, este álbum marca uno de los puntos más altos del rock argentino. Las voces de los cuatro músicos se encuentran muchas veces unidas de forma bellísima, y es destacable el hecho de que ningún instrumento intente sobresalir por encima de otro, brindando una ejecución perfecta, en la que el virtuosismo en ningún momento opaca a las canciones. Desde la impecable apertura con los teclados de Hugo González Neira en Pájaro de la Locura hasta los ocho minutos finales de El Hombre Cercano, Siesta parece la banda sonora perfecta para una fría tarde de árboles frondosos y aire libre, plagada de canciones dulces y complejas, tan metafóricas como terrenales.

01 - Pájaro de la Locura
02 - Árboles Caídos Para Siempre
03 - Canto Cetrino
04 - Siesta Cambiada
05 - Cacería en el Bosque
06 - Savia de los Aromos
07 - El Hombre Cercano



[Es cierto que Siesta forma parte de las reediciones "símil-vinilo" que la compañía discográfica Sony lanzó al mercado hace algunos años. Así y todo, elijo postearlo acá, porque si la edición de este álbum es similar a la de Brumas -la cual compré, desafortunadamente-, no creo que valga la pena gastarse $20 o más en un CD grabado hace más de treinta años envuelto en un triste pedazo de cartón, sin ningún tipo de material adicional. El ripeo es mío, directo de CD, así que los defensores de la economía de los grandes sellos discográficos ya saben a quién dirigir las usuales amenazas.]

4 comentarios:

Iveldie dijo...

Pues estos también me han gustado, tienen muy buen sonido... ya tengo ganas de que pongas más discos, me estas dando a conocer muchas bandas que nunca había oído ni mencionar.

Josef Gaishun dijo...

Iveldie, buenísimo que te haya gustado Siesta. Es muy posible que más adelante postee Brumas, y tal vez luego los dos primeros álbumes del grupo: Aquelarre y Candiles.

Por lo pronto, lamento informarte que el rock argentino pocas veces alcanza el nivel de esta banda. Más adelante postearé cosas de Spinetta y sus bandas, Color Humano, Manal, tal vez los primeros discos de David Lebón, Roque Narvaja, Raúl Porchetto... aunque pocas cosas se rescatan de sus discografías solistas.

Otro tipo increíble de la música argentina, sobre todo durante los 70s, es Litto Nebbia. Eso sí: dudo postear sus discos por el momento, porque los edita él, de forma independiente, y tengo que pensarlo mucho antes de ripearlos y subirlos. También ha editado en CD cantidades de discos grandiosos de jazz, tango y folklore con su sello Melopea. Y ni hablemos de todas las cosas que todavía no se editaron en CD. Mejor ni me pongo a pensar en eso, que me deprimo...

¿Qué hay de interesante actualmente? Gabo Ferro, algunos discos de Pez, Flopa, Pequeña Orquesta Reincidentes, y creo que mejor paro de contar. El rock argentino esta muy venido a menos.

Por lo pronto, creo que el próximo disco argentino a compartir será Fénix del Gato Barbieri, increíble saxofonista. O algo del pianista Enrique Villegas. ¿O algo del Flaco Spinetta? No sé, no sé, ya veré...


¡Espero que sobren sorpresas para tus oídos y que todo te guste!
¡Saludos!

Lucía dijo...

Alv, este disco de Aquelarre es realmente hermoso, gracias por subirlo.

Josef Gaishun dijo...

Lu: Por favor, nada de gracias, es un gusto compartir estas bellezas y darlas a conocer a gente que tal vez de otra forma no llegaría a ellas. Me parece particularmente interesante el asunto al tratarse de artistas latinoamericanos, ya que la mayoría de los ripeos disponibles en internet (al menos dentro del rock, la canción, el tango, el jazz, el folklore, la bossa nova) son de calidades mediocres o directamente malas. Así que, señorita, esté atenta que tal vez en algunos días suba otras cosas argentinas que pueden ser de su interés. Por lo pronto, es un alegrón enorme saber que te gustó Siesta. ¡Después te puedo hacer una copia en audio con arte gráfico incluido!

¡Muchos besos!