miércoles, 14 de noviembre de 2007

Gong - "Camembert Electrique" (1971)


Histérico, descontrolado, provocador, oscuro, denso, son algunos de los millones de adjetivos que se le pueden otorgar al primer LP de Gong, grabado en Francia en 1971, cuatro años después de la formación del conjunto. También tiene ligeros aires circenses, capas de voces entrecruzadas repitiendo estribillos fantasmales, un complejo trabajo instrumental, saxofones y flautas que aportan elementos del jazz y ocasionales teclados y sonidos electrónicos que atraviesan y rellenan las canciones. Como grabado en sótanos profundos, Camembert Electrique abunda en ritmos que parecen alegres pero que terminan evocando a películas de terror (y no a bodrios inaguantables, que abundan en el género, sino a cierto terror psicológico que deja con la sensación "creo que acá está pasando algo terrible, pero no sé muy bien qué", como Carnival of Souls de Herk Harvey o Vampyr de Carl Theodor Dreyer).

Porque, a fin de cuentas y al igual que las películas recién nombradas, este es un álbum que tiene mucho más de lo que parece, que en una primera oída puede ocultar más de lo que muestra pero que, como toda obra compleja, pide ayuda del oyente para que se cree el efecto deseado. Daevid Allen ha grabado muchos discos grandiosos durante su vida y este, si bien no sé si es uno de los mejores, sin duda es uno de los más populares y frescos. La experiencia de escuchar con atención ir y venir a la voz como esfumada de la señorita Gilli Smyth en Dynamite : I Am Your Animal o al bajo de Christian Tritsch crear bases de llevada densa e irrefrenable mientras sutiles sonidos de sintetizadores y la batería ágil y creativa de Pip Pyle preparan para el arranque de la sección cantada de Fohat Digs Holes in Space -que incluye líneas como "Well mirror mirror on the wall / Who's the biggest fool of all? / Hallucinating freedom calls / Wot's freedom babe? / You don't know!"- hacen que merezca de sobra su popularidad. Tan fundamental para la música "progresiva" europea de comienzos de los 70s como para el rock indie norteamericano de los 80s, al cual influenció con claridad, Camembert Electrique sigue cautivando con su aura misteriosa y sus toneladas de novedosos efectos sonoros.

01 - Radio Gnome
02 - You Can't Kill Me
03 - I've Bin Stone Before
04 - Mister Long Shanks / O Mother / I Am Your Fantasy
05 - Dynamite : I Am Your Animal
06 - Wet Cheese Delirium
07 - Squeezing Sponges Over Policemen's Heads
08 - Fohat Digs Holes in Space
09 - Tried So Hard
10 - Tropical Fish : Selene
11 - Gnome the Second

6 comentarios:

un barisa dijo...

Buenas.

A este disco no lo pude digerir en las primeras escuchadas, le habré dado 5 y no lo pude pasar. Pero ahora me parece que le voy a dar otra oportunidad porque estuve escuchando mucho la trilogía "Radio..." y me está volando la peluca, un abrazo enorme.

Anónimo dijo...

Buenas Josef!

Pasaba para comentarte que los discos de el Gato Barbieri, Arti+Mestieri y el LP de Bob Brookmeyer han sido borrados. Se podrán subir otra vez? De ser así mil gracias! Sino tambien =)

Saludos!

Daniel

Josef Gaishun dijo...

Un barisa: Si es válido ponerle adjetivos del estilo de "difícil" o "complicado" a un disco, sin duda este se los merece. Pero vale la pena darle muchas oportunidades hasta entrar en el juego que proponen los Gong. Claro que está la posibilidad de que jamás termine de convencerte. Por suerte, Allen tiene muchas otras obras geniales a las cuales prestarles el oído repetidas veces (y la trilogía Radio Gnome es una de ellas). De cualquier manera, ojalá que Camembert termine enganchándote. Un gran abrazo.

Daniel: No sólo no me molesta subir los discos nuevamente, sino que le vendría muy bien al blog en estos días de indeseada inactividad. Entre mañana y pasado voy a ir subiéndolos de vuelta. ¡Un saludo!

Josef Gaishun dijo...

Ah, Daniel, y mil gracias por avisarme.

un barisa dijo...

Si, de hecho por eso no lo eliminé del disco y eso que lo tengo hace casi un año y el espacio no sobra.

Ya lo agarraré, un beso.

Daniel dijo...

gracias a vos papu