miércoles, 7 de noviembre de 2007

Mahavishnu Orchestra - "Birds of Fire" (1973)


La Mahavishnu Orchestra es considerada una de las bandas pioneras de jazz fusión y Birds of Fire, su segundo disco, es uno de los más logrados y redondos de su historia. Liderados por el guitarrista y compositor principal John McLaughlin -quien, antes de formar el conjunto, ya había tocado con Miles Davis y grabado algunos álbumes solistas-, el quinteto se adentra en los terrenos más creativos del jazz eléctrico, conjugando diversas influencias en un panorama liberado de ataduras, instrumentalmente complejísimo y asombroso en su creatividad.

McLaughlin hace gala de su innegable destreza como guitarrista y se amalgama al sonido profundo del violinista Jerry Goodman, formando geniales diálogos plagados de electricidad que se apoyan con comodidad en las bases densas del gran baterista Billy Cobham y del bajista Rick Laird. Los teclados y sintetizadores de Jan Hammer aportan colchones relajados cuando es necesario y, otras veces, entregan solos desbordantes de magia, en algunos temas rellenando todo espacio libre con sus efectos y sonidos espaciales. El sonido de la Mahavishnu era revolucionario en su momento, y hoy en día sigue siendo un placer escuchar su música de a ratos urgente -la frenética Celestial Terrestrial Commuters-, calma otras veces -la emotiva Sanctuary, con un grandioso solo de violín de Goodman-, dueña de una constante búsqueda espiritual, rica en matices, capaz de transmitir imaginarios paisajes de ensueño.

01 - Birds of Fire
02 - Miles Beyond (Miles Davis)
03 - Celestial Terrestrial Commuters
04 - Sapphire Bullets of Pure Love
05 - Thousands Island Park
06 - Hope
07 - One Word
08 - Sanctuary
09 - Open Country Joy
10 - Resolution

9 comentarios:

il bardo dijo...

que buen blog, excelente música y también los comentarios. gracias

Josef Gaishun dijo...

¡Muchas gracias a vos, il bardo!

¡Saludos y que disfrutes de la música!

Rodrigo Terranova dijo...

Qué grosso disco. En los terrenos del jazz rock hay que separar la paja del trigo con ojo clínico. Muchas cosas horribles se hicieron bajo ese rótulo. Este disco, sin embargo, me suena más a rock progresivo (el cual, después de todo, toma del jazz...)

Josef Gaishun dijo...

Es cierto que Birds of Fire tiene una cosa muy de rock progresivo - más que nada lo noto en las interpretaciones -los sittes y teclados de Hammer, la guitarra cuasi rocker de McLaughlin, etcétera.

También es cierto que bajo el nombre del jazz rock se ha hecho porquería, aunque es un género que por lo general -no siempre, por lo general- me gusta. En realidad, calculo que se podría decir que en todo género se hicieron cosas interesantes y cosas horribles... excepto, por supuesto, en esos géneros en los que solamente se hicieron cosas horribles, que también los hay ;).

No, fuera de broma, Birds of Fire es un álbum monumental, al igual que la mayoría de los discos de la Mahavishnu... Y de McLaughlin también, que es un fenómeno y todavía sigue sacando muy muy buenos álbumes- aunque me da la impresión de que cada vez tienen menos repercusión... Hace poco escuché el bastante reciente Thieves and Poets y me pareció hermoso.

Josef Gaishun dijo...

* siNtes y teclados, en el primer párrafo.

Rodrigo Terranova dijo...

Apuntás algo muy cierto: cuando uno dice "jazz rock" inmediatamente se piensa en un híbrido infumable, plagado de timbres instrumentales aberrantes y solos intrascendentes. La calidad en el jazz rock, se sobreentiende, parece ser excepción y no regla.
Cuando uno dice "punk rock" se piensa en melodías efectivas, guitarras poderosas y bases ajustadas. Pero el noventa y cinco por ciento de lo que sale bajo ese rótulo es una porquería...

Josef Gaishun dijo...

Es cierto. Se han hecho muchas cosas interesantes dentro del género jazz-rock y el punk ha dado para mucha porquería.

De cualquier forma, hace mucho mucho que no escucho punk. En una época -hace, no sé, cinco años- escuchaba cantidades industriales, desde X o Wire hasta Dos Minutos. Con el tiempo fui dejando de lado lo berreta (Dos Minutos, por ejemplo) y más adelante directamente dejé de escuchar punk.

Justamente hoy tengo que enviarle por correo a un comprador de Santa Fe el primer disco de The Clash y Combat Rock. Son muy buenos, sin duda, pero no los escucho hace años.

Así y todo, el otro día anduve escuchando nuevamente All Mod Cons de The Jam y me cncontré con un disco que, si bien no está dentro de mis intereses de hoy en día, es más que atractivo, en especial desde el lado compositivo.

Anónimo dijo...

Al parecer esta mal subido solo me baje un archivo TXT.

Josef Gaishun dijo...

No, no está mal subido. Tenés que abrir el archivo .TXT.


Saludos