jueves, 11 de septiembre de 2008

Caravan - "Waterloo Lily" (1972)


Con Waterloo Lily, Caravan logró envolver a sus melodías agradables y su refrescante búsqueda compositiva con una capa de jazz eléctrico. El motivo principal, se suele decir, fue la inclusión del tecladista Steve Miller. Es cierto que Miller, en especial cuando toca el piano eléctrico, le otorga a la música del cuarteto una textura jazzística sofisticada que hasta ahora se encontraba prácticamente ausente. Sus solos, siempre interesantísimos, refrescan los pasajes instrumentales; siempre impulsándolos hacia adelante, son Canterbury en su expresión más orgánica. Su estilo interpretativo, el elemento más "tradicional" del disco, logra justamente "destradicionalizar" aún más al sonido de la banda.

Sin embargo, pensar que Miller es el único factor responsable del giro de Waterloo Lily respecto de los tres discos anteriores de Caravan sería, creo yo, erróneo. Pye Hastings, Richard Sinclair y Richard Coughlan también encaran a su música desde una perspectiva nueva en este trabajo. Muy en especial Sinclair, cuyo bajo emprende búsquedas absolutamente radicales dentro de su universo. Si las composiciones se vieron influenciadas por el tocar del bajista, o si nuevas destrezas e intereses del músico fueron el paso inicial para configurar a esta vuelta de tuerca general, es algo que no puedo saber. Lo más probable, como suele ocurrir, es que ninguna de las opciones sea la adecuada, y que ambos factores se hayan dado simultáneamente. Lo cierto es que uno de los mayores atractivos del disco es cómo se dejaron de lado las guitarras acústicas y el clima pseudo-folk de ensueño de In the Land of Grey and Pink para mutar en esta especie de jam band jazzera entregada a melodías pop entre ritmos mid tempo que se escucha en Waterloo Lily. Y en esa reconfiguración general el trabajo de Sinclair es fundamental.

Por lo demás, Hastings canta y toca increíblemente bien, como siempre -encontrándole ciertos matices funk a su guitarra que antes casi no existían-, y Coughlan sigue demostrando ser el baterista más idóneo imaginable para la banda. También hay contribuciones de amigos canterbureanos como Phil Miller y Jimmy Hastings que, como es de imaginar, no hacen más que embellecer el panorama. Es cierto que Waterloo Lily no suele ser el disco más admirado del cuarteto, tal vez opacado por la innovación de su álbum debut o el status de In the Land of Grey and Pink. Para mí, sin embargo, el prog inglés pocas veces fue más brillante, libre y transparente que en este trabajo.

01 - Waterloo Lily
02 - a. Nothing at All
.......b. It's Coming Soon
.......c. Nothing at All (Reprise)
03 - Songs & Signs
04 - Aristocracy
05 - a. The Love in Your Eye
.......b. To Catch Me a Brother
.......c. Subsultus
.......d. Debouchement
.......e. Tilbury Kecks
06 - The World Is Yours

Bonus tracks:
01 - Pye's June Thing
02 - Ferdinand
03 - a. Looking Left, Looking Right
.......b. Pye's Loop


Waterloo Lily:
Descarga directa @320 kbp/s
eD2K @320 kbp/s
Bonus tracks:
Descarga directa @320 kbp/s
eD2K @320 kbp/s



You talk of all the many things that you have
and you smile from day to day
But no one has ever seen any of these
and those smiles just fade away
Someone keeps shouting out 'I want to know',
well I can't help singing this song
When they tell me that the devil is a gentleman too
I know I can't go wrong

(Fragmento de Aristocracy)

1 comentario:

selma dijo...

gracias, man.
las tuyas siempre son finas yerbas