miércoles, 25 de junio de 2008

Gilberto Gil - "Refazenda" (1975)


No es novedoso decir que entre los 60s y 70s surgieron de Brasil algunos de los músicos más geniales de América Latina. Tampoco es novedoso afirmar que, entre tanta genialidad y frescura, tipos como Caetano Veloso, Gilberto Gil o Milton Nascimento sobresalen como cantautores excepcionales dentro del panorama mundial de las últimas décadas. Y es incluso dentro de este marco bellísimo que Refazenda resulta una obra maravillosa, cálida, dulce, creativa, libre.

En este trabajo, Gil consigue con éxito amalgamar ritmos típicos de Brasil con composiciones carentes de toda clase de ataduras. Absorbe las influencias para crear una música que mira para adelante, que obtiene belleza a partir de cruzar estilos e ideas de índoles diversas. En Refazenda predomina lo acústico: guitarras, bajos, vientos, percusiones, acordeones, algún que otro piano, aportan colores innumerables, sutiles, capaces de dejar boquiabiertos a los oyentes más curtidos. Su ideología pacifista, el adorable barítono de su voz, la búsqueda de lo rítmicamente ágil y bailable como remedio para las malas ondas, su constante festejo de la vida, más las interpretaciones acertadísimas, en las que los instrumentos parecen fundirse con la vitalidad contagiosa de los músicos, configuran el sonido natural de este gran disco, su enamoradizo clima orgánico.

Por suerte, Gilberto tiene el suficiente gusto como para nunca caer en lo empalagoso, como para que uno, oyente, nunca se sienta agotado por su optimismo artístico. Obviamente, si hay un motivo por el cual la cosa es así es que lo del músico brasilero es honesto, en apariencia despreocupado pero jamás insensible. Gil no tiene pretenciones de grandeza pero también detestaría caer en lugares comunes: sus canciones apuntan con la misma eficacia al corazón, al cerebro y al cuerpo, y sabe que para llegar ahí necesita vestir a sus composiciones con las mejores ropas posibles y, a la vez, no olvidarse la pureza en el camino. De ahí que Refazenda sea un trabajo irresistible, al que se puede volver constantemente y que siempre va a asombrarnos con su sinceridad, su riqueza, su ingenio, su sofisticación.

01 - Ela
02 - Tenho Sede
03 - Refazenda
04 - Pai e Mãe
05 - Jeca Total
06 - Essa é Pra Tocar no Rádio
07 - Ê, Povo, Ê
08 - Retiros Espirituais
09 - O Rouxinol
10 - Lamento Sertanejo (Forró do Dominguinhos)
11 - Meditaç
ão

@320 kbp/s


Essa é pra tocar no rádio

Essa é pra vencer o tédio quando pintar
Essa é um santo remédio pro mau humor
Essa é pro chofer de taxi não cochilar
Essa é pro querido ouvinte do interior

Essa é pra tocar no rádio

Essa é pra salir de casa pra trabalhar
Essa é pro rapaz da loja transar melhor
Essa é pra depois do almoço, moço do bar
Essa é pra moça dengosa fazer amor


(Essa é Pra Tocar no Rádio)

4 comentarios:

berto xxx dijo...

Having fun reading of your blog.


berto xxx

g0lem dijo...

oh pense que seria el primero en comentar.
sigo tu blog desde hace mucho y mis felicitaciones!
sigue asi!

gracias

Josef Gaishun dijo...

Gracias a ambos por pasar y firmar. Espero que sigan disfrutando de la música.

Salud

berto xxx dijo...

such a nice blog.


berto xxx