lunes, 19 de noviembre de 2007

Dr.Dopojam - "Entree" (1973)


Los daneses de Dr.Dopojam grabaron en 1973 esta joya de lo que podría llamarse "rock progresivo". Pasaron desapercibidos en su momento y, al día de hoy, en 2007, siguen sin tener el reconocimiento que merecen. Entree cumple todas las promesas que implícitamente hace el prog-rock con buen gusto: composiciones bellas y complejas, virtuosismo, mucha creatividad y arreglos elaborados e inteligentes, entre tantos otros etcéteras.

La pieza que abre el disco -titulada, en su forma simple, Opening, aunque su nombre completo, fiel a la división compositiva en subpiezas, es mucho más largo- entrega, con claridad y vértigo, más ideas que tantos otros grupos de rock durante todas sus discografías. Es que Dr.Dopojam es un octeto, y cada tema del disco está escrito y arreglado para que todos participen en iguales condiciones, sin taparse y al mismo tiempo sin dejar de aportar elementos durante toda la grabación: Bent Clausen interpreta cada nota de su vibráfono con pinceladas finas y cuidadosas, la guitarra de Lars Rasmussen adopta su posición de parte integral del conjunto con inteligencia (y entrega un solo magnífico en Desserts, el tema que cierra el álbum), los vientos de Poul Snitker y Anders Gaardmann de a ratos hacen acordar a big-bands de los 30s -cosa, a mi entender, muy novedosa en un conjunto de rock progresivo- y siempre aportan una dosis más que placentera de buen gusto y toques de jazz. Y sin embargo el gran creador parece ser Kristian Pommer, único compositor, intérprete del piano, los sintetizadores Moog, la segunda guitarra y la voz -esto último junto a Lars Bisgaard, si bien no hay demasiadas voces dando vueltas por el álbum.

Lo cierto es que, más allá de la impecable labor individual de cada músico, Entree es una obra muy especial y una joya de la música de los 70s: recorre cientos de géneros sin caer en la redundancia y la pretenciosidad gratuita, conjuga con un criterio único elementos más bien tradicionales (algunas pocas cosas del folk europeo, flautas pastorales) con sintetizadores, órganos hermosos y mucho jazz (a veces en los vientos, siempre en el vibráfono, muchas veces en las grandiosas bases), solos memorables (cabe citar como ejemplo el maravilloso solo de bajo de Vagn Hansen cerca del minuto 23 de Opening), simpatía desbordante, ligeros destellos de rock, una pequeña canción preciosa (In the Morning) y notoria influencia de Frank Zappa. Por otra parte, un conjunto capaz de crear un tema instrumental tan atractivo como Entrees merece miles de aplausos de mi parte. Ah, y está producido, grabado y mezclado como los dioses.

Más que recomendable. Una maravilla, en realidad.

01 - Opening
02 - Samelam-Samelam
03 - Entrees
04 - Spring-Time-Summer-Theme
05 - In the Morning
06 - Desserts: Flower-Picking-Preludium

27/08/08
Descarga directa @320 kbp/s
eD2K @320 kbp/s

3 comentarios:

Damián dijo...

Josef

Como dices, es impresionante la cantidad de buenos grupos y discos que no reciben el reconocimiento que merecen y por eso su obra queda ignorada. Qué bueno que haya quienes, como tú, saquen a la luz lo que por largo tiempo ha permanecido oculto. Estoy bajando el disco, luego te mando mis comentarios. Gracias por compartir tu tiempo, la música y, sobre todo, tu gusto y tu gran conocimiento. Un abrazo

Josef Gaishun dijo...

Damián: Muchas gracias por el comentario. Efectivamente, son toneladas los grupos injustamente desconocidos de diversas épocas y lugares. Esperemos que con el tiempo todos reciban el reconocimiento que merecen. Por lo pronto, la única manera de encontrarlos es buscando, y me encanta colaborar con su difusión.

Espero que te guste el disco.
Un abrazo.

Josef Gaishun dijo...

Qué increíble. Cómo me enganchó este disco en su momento.

Sin embargo, diez meses después, me doy cuenta de que lo sobrevaloré bastante. Es un buen álbum, sí, pero está muy lejos de ser la maravilla que me parecía hace un tiempo.